Mejores embalajes para exportar: ¿Cuál es la opción más idónea?

04 Febrero 2022

El embalaje de exportación es el tipo de embalaje necesario para las mercancías que se van a transportar para ser exportadas. Elegir el correcto puede marcar la diferencia entre bienes dañados y pérdida de ingresos o bienes.

Los factores que influyen en qué métodos de embalaje utilizar incluyen la protección, la seguridad, el modo de transporte, el coste y la legislación. Además, las opciones de envasado no se excluyen mutuamente, por lo que se puede utilizar más de un método.

En este artículo te explicaremos acerca de cuál es la opción más adecuada para el embalaje de exportación y qué factores se deben tener en cuenta.

Lo que debes saber al elegir un embalaje de exportación

En la exportación de productos hay ciertos factores que son muy importantes tener en cuenta antes de decidir cuál tipo de embalaje vas a utilizar. Estos factores, como son el tipo de producto, el medio de transporte o el lugar de destino, te ayudarán decidir si te conviene más utilizar un cartón de embalaje, por ejemplo, u otro tipo de material que proporcione mayor resistencia.

Te detallamos a continuación cada uno de los factores que debes tener en cuenta:

Producto

Primero, debes considerar el tipo de producto que estás exportando. ¿Es peligroso, perecedero o difícil de manejar? ¿Cuáles son las dimensiones del producto? Esta información es importante para elegir un método de embalaje que se pueda adaptar mejor al producto y protegerlo adecuadamente.

Por ejemplo, si se trata de productos medianos o grandes, puedes optar por un embalaje mixto. este formato es resistente y a su vez flexible. Además, se puede transportar de forma marítima o terrestre. En cambio, si es un producto pequeño, como por ejemplo un producto enlatado, puedes optar por cajas de cartón.

Medio de transporte

Los cuatro modos principales de transporte para exportación son los envíos por carretera, marítimos, ferroviarios y aéreos.

Debes considerar esto. Si es un envío aéreo, debes escoger un material más ligero que permita optimizar mejor el peso, como las cajas de madera.

Si es por vía marítima, te sugerimos escoger un embalaje que aísle la mercancía de la corrosión y oxidación. Te puede servir un embalaje especial de plástico o madera.

Si se trata de transportar por vía terrestre objetos más simples y ligeros, puedes optar por cajas de cartón para mudanzas.

Lo importante es que el producto esté bien resguardado de las condiciones en el medio que va a ser transportado.

Destino

¿A dónde se envía? El destino del envío es uno de los factores más importantes que debes considerar. Calcula la distancia total de envío, teniendo en cuenta todas las paradas y puntos de control.

Es determinante las condiciones de la ubicación para que te asegures que la mercancía vaya bien embalada y no ocurra ningún percance en el lugar de destino.

Tipos de embalajes más comunes para exportación

Los tipos de embalajes más utilizados para exportación de productos son:

Cajas o cajones

Son las opciones de envío más populares. Cajas y cajones a menudo se confunden entre sí cuando ambos están hechos de madera. Para que un contenedor se considere como una caja, cada uno de sus 6 lados deben estar correctamente conformados. Tiene que ofrecer la resistencia mínima o estándar que para el contenedor se exige.

La resistencia de una caja se calcula según el peso que su diseño es capaz de soportar antes de que sean instalados la parte superior y los costados.

Las hay también de cartón para objetos más pequeños y menos pesados o para aquellos que no se van a transportar tan lejos. Estos embalajes por lo general se apilan en paletas y retractilan para una mayor estabilidad. Si se requiere más durabilidad, las cajas o cajones también se contenedorizan. La contenedorización y el envoltorio retráctil también evitan que los bienes sean robados o manipulados.

Contenedores

Debido a que son fáciles de empaquetar y mover, se utilizan para transportar la mayoría de los bienes exportados. Los contenedores son cajas de metal estandarizadas que pueden soportar el peso de la carga.

Las dimensiones varían, pero los estándar son carga seca de 40 pies, carga seca de 20 pies, contenedor de cubo alto de 45 pies y contenedor refrigerado de 40 pies.

Es posible que los productos del interior aún necesiten embalaje, pero los contenedores ofrecen protección adicional y mayor seguridad contra robos.

Palets

Los palets permiten agrupar cajas y cartones más pequeños. Son fáciles de transportar, lo que facilita el proceso de carga, descarga y almacenaje. Cuando son agrupados en tarimas se convierten en la opción estándar ya que son fáciles, fiables y de bajo coste. Las palets y los contenedores ofrecen la mayor eficiencia con una excelente protección de la carga.

 

Logo Embalajes Echeberria
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Logos calidad
© Embalajes Echeberria SL