Tendencias de futuro sobre el uso de los materiales para el embalaje

15 Febrero 2022

Durante los últimos años, la voz de muchas personas se ha unido para promover un consumo más inteligente y orientado a frenar el daño ambiental. Las nuevas generaciones trabajan arduamente para optimizar sus procesos, ser auténticos, innovadores y respetuosos del medio ambiente.

Las empresas de embalaje no son la excepción y han realizado cambios significativos en cuanto a la selección de sus materiales. Intentan adaptarse a las nuevas tendencias de compras para asegurar una óptima cadena de suministro.

Ahora bien, ¿Cómo será el futuro del embalaje?, ¿Cuáles son los materiales que predominarán? Descubre todos estos detalles a continuación.

El packaging sostenible

Un concepto innovador que está marcando la pauta es el packaging sostenible. Como su propio nombre indica, se trata de un embalaje especial que cumple con ciertas características.

La idea no es que solo tenga una buena apariencia sino que también sea reciclable y biodegradable. Asimismo, en esta categoría están los embalajes fabricados a partir de componentes reciclables o que puedan ser reutilizables.

El cartón

Uno de los materiales que tienen un bajo impacto ambiental y cumple muy bien con estas especificaciones es el embalaje de cartón. De hecho, aunque su tiempo de vida útil es muy corto, se posiciona entre las opciones preferidas tanto en el presente como en el futuro.

En vez de utilizar el controversial plástico, las cajas de cartón para mudanza y envíos de objetos son excelentes alternativas. Sin olvidar que se pueden conseguir a medida, son ligeras, fáciles de trasladar y etiquetar.

La madera

Otra propuesta responsable y que sigue cobrando gran popularidad es el embalaje en cajas de madera. Tiene un alto nivel de resistencia y extraordinario comportamiento técnico. Suele ser ideal para transportar todo tipo de mercancías o artículos.

Proviene de materias primas biodegradables. Además, es muy versátil y puede ser moldeable según las dimensiones, peso y demás variables solicitadas por el usuario y relacionadas con la logística. Se adecúan a las diversas normativas y regulaciones internacionales.

 

Monomateriales

Los embalajes flexibles monomateriales están revolucionando la industria. Son reciclables y utilizados con gran eficacia en el sector alimentario. Se caracterizan por su alto nivel de sellado. Hoy en día, cuentan con una cadena de reciclaje en varios países del mundo.

Tanto los entes reguladores como los consumidores finales ejercen su presión para ampliar el uso de este tipo de embalajes flexibles. Estos, responden oportunamente a los principales retos de la sostenibilidad. El éxito de los monomateriales dependerá en buena parte del alcance de las campañas de reciclaje.

Bioplásticos

Los investigadores amplían sus esfuerzos y, en conjunto con el avance tecnológico, hoy rinden sus frutos. Los bioplásticos han llegado para quedarse, cuentan con propiedades únicas, mejoradas y viables económicamente. Son la alternativa perfecta al plástico tradicional.

Se originan de polímeros naturales a partir del almidón de maíz, patata, celulosa o residuos agrícolas. Esta interesante propuesta tiene mucho que ofrecer. Su objetivo principal es reducir la huella del carbono, maximizar el ahorro energético y reducir los residuos no biodegradables.

Consumidores y empresarios que apoyan el cuidado ambiental

Cada día, los consumidores son más conscientes de que tienen en sus manos la posibilidad de contribuir al cuidado ambiental. Apoyan las compras sostenibles y se sienten atraídos por las marcas que muestran interés en la aplicación de estrategias de sostenibilidad.

El comercio electrónico ha desatado una ola de envíos de todo tipo de productos alrededor del mundo. La demanda de cartón crece, así como el diseño de embalajes funcionales que se adapten a todos los objetos.

El uso del plástico ha pasado a un segundo plano debido a que proyecta una mala imagen desde el punto de vista ambiental. No obstante, este tipo de embalaje no podrá desaparecer de manera definitiva a corto plazo ya que algunos productos lo necesitan de manera obligatoria.

Sin embargo, los entes reguladores intervienen a favor del cuidado del planeta. Las empresas desarrollan procedimientos amigables y ecológicos. Muchas ya han adecuado sus infraestructuras para la aplicación de políticas que apoyen la conservación y protección del ecosistema.

Optan por sustituir embalajes que muy poco respetan el medio ambiente por cartones, madera, monomateriales o bioplásticos. Las nuevas tendencias de hoy son la ruta hacia la preservación de las generaciones futuras.

Logo Embalajes Echeberria
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Logos calidad
© Embalajes Echeberria SL