Verdades y mitos sobre los embalajes reciclados

02 Marzo 2022

La creciente preocupación por la conservación del ambiente ha provocado muchos cambios tanto en la vida diaria como en el ámbito industrial. Estos cambios se han visto de forma notable en la producción y utilización de envases.

Lo que se promueve actualmente es el uso de embalajes de materiales reciclados o, en su defecto, biodegradables. No obstante, estas prácticas esconden aspectos que no son tan amigables con el ecosistema como parecen, mucho menos con la economía de las empresas y las familias.

Reciclado no siempre es más ecológico

Por lo general, es fácil comprar la idea de que un envase reciclado es más amigable con el medio ambiente que uno fabricado a partir de materia prima. Esto no es del todo cierto.

En el caso de los embalajes plásticos, de papel o de cartón, muchos desconocen que el proceso para tratar los materiales y convertirlos en un nuevo producto implica un mayor gasto de energía y más emisiones de gases tóxicos a la atmósfera que si se partiera desde cero.

Por lo tanto, a la hora de comprar cajas mudanza vale la pena preguntar acerca de su origen si lo que quieres es contribuir con el medio ambiente. 

Las cajas para mudanzas no necesariamente tienen que ser de cartón. Los contenedores plásticos son una excelente opción, ya que no solo funcionan muy bien para el traslado seguro de objetos frágiles. 

Al final del proceso, esos mismos contenedores servirán como unidades de almacenamiento en el hogar, en el caso de que sean para uso personal. Las empresas de mudanzas, por su parte, pueden usarlos un número indefinido de veces antes de tener que comprar una nueva unidad.

Los embalajes especiales de plástico se pueden mandar a fabricar a medida, con divisiones internas y con posibilidad de plegado. Son muy útiles en el sector industrial.

Mitos sobre el cartón reciclado

Es un error pensar que las cajas carton embalaje son todas iguales y cualquiera sirve para movilizar mercancía, alimentos y objetos de cualquier tipo. Esta clase de razonamiento puede ocasionar muchas pérdidas y problemas durante las mudanzas y envíos de cualquier naturaleza.

MITO: Es mejor el cartón reciclado

VERDAD: No necesariamente. Para un solo uso, objetos ligeros y de poco valor, quizás sean una buena opción. 

La verdad es que estas cajas son menos resistentes, así que pueden romperse con su mismo contenido, la humedad las afecta más rápidamente y no ofrecen la amortiguación que normalmente tienen las cajas de varias capas y revestimientos especiales. Tampoco son adecuadas para almacenar por largo tiempo y mucho menos para ser apiladas.

MITO: El cartón reciclado reduce costes

VERDAD: Las cajas de cartón de primera mano se pueden usar muchas veces, a diferencia las recicladas que han sido diseñadas para un solo uso. 

Asimismo, es importante considerar el valor de lo que se guarda en ellas, ya que el ahorro que se consigue en un embalaje de segunda mano puede representar una gran pérdida si su contenido sufre daños. Al final, se puede terminar produciendo una mayor cantidad de desechos con el material reciclado que con el nuevo.

La verdad que se esconde en las cajas de madera

Normalmente, son las empresas que se dedican a la exportación o al traslado de objetos muy frágiles las que más aprovechan el embalaje madera. No obstante, las cajas de madera pueden ser aprovechadas de múltiples maneras gracias a sus características especiales.

  • Son muy ligeras. Contrariamente a lo que se piensa de ellas, las cajas de madera pesan mucho menos de lo que aparentan, ya que están hechas de láminas contrachapadas.
  • Tienen una gran resistencia. Independientemente de su tamaño y propósito, la mayoría cuenta con perfiles de acero. Este detalle impide que se desarmen, se deformen o se rompan durante el traslado. Resisten a los golpes y caídas como ningún otro embalaje.
  • Son mejores para preservar su contenido. Por sus características, son ideales para proteger su contenido ante cambios bruscos de temperatura y niveles de humedad. Absorben mejor los impactos y son menos susceptibles de ser violentadas para robar lo que contienen.

En conclusión, es importante analizar con detenimiento antes de tomar una decisión tan importante como elegir un embalaje adecuado. El impacto medioambiental puede reducirse de formas diferentes y las alternativas al empaque reciclado, a la larga, pueden ser mucho más beneficiosas para todos.

Logo Embalajes Echeberria
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Logos calidad
© Embalajes Echeberria SL